13 de Octubre. Día Mundial de la Trombosis

132 veces

La trombosis (coágulo de sangre) hace referencia a la formación de coágulos de sangre potencialmente mortales en las arterias (trombosis arterial) o en las venas (trombosis venosa). Una vez que se forma, el coágulo puede ralentizar o bloquear el torrente sanguíneo normal e incluso desprenderse y trasladarse hacia un órgano. Un coágulo que viaja a través de la circulación se denomina "embolia". La trombosis, una afección a menudo evitable, es la patología subyacente de un infarto de miocardio, ictus tromboembólico y tromboembolia venosa (TEV), las tres principales enfermedades cardiovasculares causantes de muerte.

La TEV es una afección en la que se forman coágulos de sangre (más frecuentemente) en las venas profundas de las piernas, la pelvis o los brazos (conocida como "trombosis venosa profunda" o "TVP") que pueden trasladarse a través de la circulación y alojarse en los pulmones (afección conocida como "embolia pulmonar" o "EP"). La TEV suele ser mortal, pero la buena noticia es que muchos, si no la mayoría, de los casos son evitables. TVP + EP = TEV

La trombosis no discrimina. Puede afectar a cualquier persona, cualquiera sea su edad, etnia o raza. Solo en los Estados Unidos, hasta 900,000 personas se ven afectadas anualmente por coágulos de sangre y alrededor de 100,000 de ellas morirán, más de las que mueren de SIDA, cáncer de mama y accidentes automovilísticos combinados.

La medida más importante que puede tomar para protegerse de un coágulo de sangre potencialmente mortal es saber si está en riesgo. Conozca los signos y síntomas y, de ser necesario, comuníquese de inmediato con un profesional de atención médica.

TEV asociada a los hospitales
Estar en un hospital es un factor de riesgo significativo para desarrollar tromboembolia venosa (TEV). Los pacientes con movilidad reducida (debido a reposo o recuperación) o que tienen traumatismo vascular (debido a una cirugía u otra lesión grave) tienen más probabilidades de presentar coágulos de sangre.
Hasta un 60 por ciento de los casos de TEV ocurre durante o después de una hospitalización, lo que convierte a esta enfermedad en la principal causa de muerte evitable en hospitales.
En el Reino Unido se registran más de 32.000 casos de TEV asociado a hospitalización todos los años. En los Estados Unidos, más de 540.000 pacientes hospitalizados desarrollan TEV.

Para evitar TEV, el personal del hospital debe evaluar el riesgo de los pacientes de desarrollar coágulos de sangre y usar procedimientos adecuados de prevención y tratamiento. Por eso, desde 2009, el Área de Hematología y Hemoterapia, está dentro del Programa Zona Segura de Trombosis y trabaja brindando información y capacitación al personal, calidad y seguridad al paciente junto a los hospitales más importantes de la Argentina.

Procedimientos con mayor riesgo de TEV
Se considera que determinadas cirugías o procedimientos médicos implican un riesgo mayor de desarrollar TEV:

- Cirugía ortopédica (por ejemplo cirugía total de cadera o rodilla)
- Cirugía general mayor (especialmente relacionada con el abdomen, la pelvis, la cadera o las piernas).
- Cirugía ginecológica mayor.
- Cirugía urológica.
- Neurocirugía.
- Cirugía cardiotorácica.
- Cirugía vascular periférica mayor.
- Quimioterapia para el tratamiento del cáncer.

Si usted o algún ser querido debe someterse a alguno de estos procedimientos, procure pedir una evaluación de riesgo de TEV y hablar sobre cómo prevenir los coágulos de sangre.

Protocolo de TEV en hospitales
Para evitar TEV asociado a hospitalización y la morbilidad asociada, todos los hospitales del mundo establecen y hacen cumplir un protocolo de TEV. Los protocolos pueden variar según la institución y el país, pero deben incluir una evaluación de riesgo de TEV que esté ligada a una prevención adecuada y las pautas de tratamiento.
Si bien algunos países tienen protocolos establecidos, la mayoría no los tiene. Por eso, la campaña del Día Mundial de la Trombosis insta a hospitales, sistemas de salud, legisladores y organizaciones de revisión de calidad hospitalaria de todo el mundo a hacer que el protocolo y la prevención de TEV sean un tema prioritario de seguridad del paciente.

Una prioridad a nivel mundial
En 2012, la Asamblea Mundial de la Salud (AMS) estableció un objetivo mundial de reducir las muertes prematuras por enfermedades no infecciosas, incluidas las enfermedades cardiovasculares, a un 25 por ciento para el 2025. Para alcanzar este objetivo, el Día Mundial dela Trombosis las asociaciones creen que se debe abordar de forma directa la trombosis, específicamente TEV y FA.

En mayo 2015, la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH, por sus siglas en inglés) y el comité directivo del Día Mundial de la Trombosis instaron a prestar más atención a la trombosis en una declaración para la 68º Asamblea Mundial de la Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La inclusión de TEV como causa específica de muerte en el próximo estudio de carga mundial de morbilidad de la OMS es clave para este trabajo.

El Día Mundial de la Trombosis (DMT se celebra todos los años el 13 de octubre, que es el nacimiento de Rudolf Virchow, pionero en la fisiopatología de la trombosis. Virchow, médico, patólogo, biólogo y antropólogo alemán, desarrolló el concepto de "trombosis" y ayudó a entender esta afección.